No, los distintos mercados de Euronext están precisamente diseñados para acoger compañías como las Bio-tech, Start-ups o empresas tecnológicas que aún no tienen o ingresos, o EBITDA, o beneficios.